ANNUAL EVENT

Encuentro de Santeros
Dic 17, 2017 :: 9am-6pm :: Orocovis, PR

Santa Úrsula y las Once Mil Virgenes

Cuenta la leyenda escrita por el literato e historiador arecibeño, Dr. Cayetano Coll y Toste que el general inglésAbercomby después de haberse apoderado fácilmente de la isla de Trinidad tomó rumbo a Puerto Rico. Para ese entonces era el gobernador Don Ramón de Castro quien rápidamente puso a la ciudad en estado de alerta y defensa. "Se pubicó un bando para que las mujeres, los niños y los viejos abandonaran la ciudad, quedando solo los hombres útiles para tomar las armas". El general Abercomby estableció su cuartel general en la casa del obispo, cerca de la Iglesia en San Mateo de los Cangrejos. Tambén nos cuenta Coll y Toste que se levantaron trincheras en Miramar, que en épocas pasadas se llamaba "El Rodeo" y posteriormente "El Olimpo" , asi como en el Condado.

Regía la diócesis el Obispo Tres Palacios quien ayudó al gobernador Ramón de Castro con personal eclesiástico para la defensa de la ciudad de San Juan. Se sugirió la idea al Señor Obispo para que organizara una rogativa para implorar el auxilio divino. La rogativa fue dedicada a Santa Catalina, que es el nombre del primer castillo que se construyó en San Juan, y es hoy, casa de los gobernadores. También la rogativa se dedicó a Santa Úrsula y a las Once Mil Vírgenes.

Toda la ciudad quedó alumbrada con velas y antorchas y participó toda la población. La procesión salió de la catedral de San Juan bajo el repique de campanas y recorríó todas las calles y asi estuvieron hasta el amanecer y regresaron a la catedral donde se celebró una misa.

La abuela de Coll  y Toste quién murió a los 97 años y recibió de labios de su heramno la histórica narración , le contaba que gracias a "Las Once Mil Virgenes y al obispo Trespalacios , que las habíia implorado a tiempo, salvaron la ciudad del saqueo de los ingleses y que cuando la gran rogativa entraba en la catedral terminó de repente el cañoneo y desaparecieron los enemigos". Es asi como este suceso con la rogativa a las Oonce Mil Vírgenes pasa a formar parte de nuestra historia en la defensa de la ciudad de San Juan.

La fiesta en honor a las Once Mil Virgenes se celebra el día 21 de octubre. Se le pide por el buen juicio de las adolescentes y mujeres jóvenes para que a la hora de enamorarse encuentren a un hombre bueno y respetuoso.

Bibliografia:

Leyendas Puertorriqueñas; Cayetano Coll y Toste, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan, Puerto Rico. 1971.